Inspección Laboral de PZ

La inspección laboral es una parte esencial del sistema de administración laboral, llevando a cabo la función fundamental de la aplicación de la legislación laboral y su cumplimiento efectivo [1].

El Convenio sobre la Inspección del Trabajo de la OIT (1947) fue ratificado por el Estado de Honduras y se encuentra vigente en el país desde el 6 de mayo de 1983 [2]. El artículo 35 de la Ley Orgánica de las ZEDE confiere a Próspera ZEDE el deber de garantizar los derechos laborales de los trabajadores de conformidad con los parámetros establecidos en los tratados internacionales, y de hacer cumplir las disposiciones establecidas en los Convenios de la OIT ratificados por Honduras.

El Estatuto Laboral de Próspera, que implementa las obligaciones constitucionales y de los tratados de Honduras relativos a las normas internacionales del trabajo y los derechos humanos, establece que el Secretario Técnico de Próspera ZEDE será considerado el Inspector de Relaciones Laborales de Próspera dentro de la jurisdicción.

Póngase en contacto con el Inspector de Relaciones Laborales de Próspera: ots@prosperazede.hn

Ley Aplicable en Próspera ZEDE

Dada su autonomía constitucional y su régimen de gobierno descentralizado, Próspera ZEDE tiene una normativa laboral diferente a la aplicable en el régimen ordinario nacional de Honduras. La legislación laboral nacional no es aplicable en Próspera ZEDE.

Además de los principios constitucionales de protección de los derechos humanos, los tratados y convenios laborales internacionales ratificados por Honduras así como la Ley Orgánica de las ZEDE, las normas laborales en Próspera ZEDE están establecidas principalmente en el Estatuto Laboral de Próspera, el Código de Derecho Común de Roatán (Reformulación del Derecho Laboral), las Resoluciones Laborales aprobadas por el Consejo de Fiduciarios de Próspera ZEDE y las Declaraciones de Política de Aplicación emitidas por el Proveedor de Servicios Generales (PSG).

Derechos de los Trabajadores

El Estatuto Laboral de Próspera reconoce el derecho de los trabajadores a organizarse en sindicatos y a la huelga pacífica, así como el derecho de los trabajadores a no ser obligados de forma desleal a afiliarse a un sindicato; exigiendo además que se establezca una división laboral en el Proveedor de Servicios de Arbitraje predeterminado para gestionar los conflictos laborales.

Establece un salario mínimo igual al 125% del salario mínimo hondureño si el empleado renuncia a las prestaciones laborales habituales en Honduras o, en caso contrario, al 110% del salario mínimo general hondureño. Obliga al empleador a pagar horas extras equivalentes al 125% de la remuneración base por horas trabajadas por los empleados cubiertos superiores a 48 o días trabajados en exceso de 6 en una semana. Y obliga a los empleadores a financiar una cuenta fiduciaria con una cantidad igual al 10% del salario de un empleado cubierto si se paga el 125% o más del salario mínimo hondureño, y el 25% si se paga el 110% del salario mínimo hondureño, que el empleado tiene derecho a invertir, retener para la jubilación y la discapacidad permanente, o gastar en gastos médicos, educativos, de vivienda y legales.

Al mismo tiempo, los empleados familiares y de pequeñas empresas, los pasantes y los empleados principiantes se consideran empleados no cubiertos para mitigar el impacto económico negativo comúnmente reconocido en la totalidad de los empleos de los requisitos de salario mínimo y remuneración mejorada.