Impuestos sobre los Servicios Financieros

De conformidad con el Artículo 329 de la Constitución de Honduras, Próspera ZEDE goza de un régimen fiscal especial independiente que opera bajo un sistema tributario territorial. Las rentas derivadas de fuentes situadas fuera de Próspera no están sujetas a tributación, salvo que así se establezca expresamente en el Estatuto Tributario.

En Próspera sólo hay cuatro impuestos: Un Impuesto sobre la Renta de las Personas Naturales del 10%, en el que sólo el 50% de los ingresos se considera imponible, lo que supone un impuesto efectivo del 5% sobre los ingresos brutos; un Impuesto sobre la Renta de los Negocios del 10%, en el que sólo el 10% de los ingresos se considera imponible, lo que supone un impuesto efectivo del 1% sobre los ingresos brutos; un Impuesto sobre el Valor Añadido del 5%, en el que sólo el 50% del precio final de venta al por menor se considera valor añadido, lo que supone un impuesto efectivo sobre las ventas del 2.5%; y un Impuesto sobre el Valor de los Terrenos del 1% sobre el valor justo de mercado de los bienes inmuebles, sin tener en cuenta las mejoras.

No existen impuestos adicionales sobre dividendos, ganancias de capital, impuestos especiales o cualquier otro tipo de impuesto; además, existe una exención del 100% sobre impuestos y aranceles de importación para cualquier empresa que opere en Próspera, independientemente de su sector económico [1].

El Estatuto Tributario establece que el Impuesto sobre la Renta gravará los intereses que se produzcan por o como consecuencia de la actividad de una entidad financiera en Próspera ZEDE, sin perjuicio de que el dinero por el que se perciban o devenguen los intereses se ponga a disposición fuera de Próspera. El Impuesto sobre la Renta también se aplicará a los ingresos percibidos o devengados por una entidad financiera, en concepto de rentas derivadas de la actividad de una entidad financiera en Próspera ZEDE, por la venta u otra enajenación o por una amortización, al vencimiento, presentación o de cualquier otro modo, de un certificado de depósito o de una letra de cambio, aunque (i) el dinero destinado a la adquisición del certificado o de la letra se haya puesto a disposición fuera de Próspera; o (ii) la venta, enajenación o amortización se efectúe fuera de Próspera [2].

Ahora bien, las instituciones financieras también tienen derecho a solicitar el Trato de Nación Más Favorecida (TNMF) ante el Consejo de Próspera. A través del TNMF Próspera ZEDE tiene la facultad de igualar los beneficios tributarios de cualquier otro régimen especial en Honduras, o de cualquier otra jurisdicción tributaria que compita por una empresa o inversión específica. Si una empresa puede demostrar que su carga tributaria global sería menor bajo un régimen especial o jurisdicción fiscal diferente, entonces Próspera puede adoptar las exenciones y créditos necesarios para igualar la carga tributaria que la empresa o inversión afrontaría bajo el otro régimen [3].